Atención al cliente.

Disponemos de un servicio oficial y punto de atención al cliente de Iberdrola
para resolver todas tus dudas.

Te lo ponemos fácil.

PREGUNTAS FRECUENTES

Aprender a leer su factura puede ayudarle a tomar las decisiones adecuadas para recudir el coste de sus suministros.

En los contratos de luz, debemos distinguir dos términos principales:

  • Potencia contratada, es un término fijo por kilovatio contratado.

Poniendo como ejemplo la información de esta factura ficticia, este suministro tiene 5,75 kW contratados. La factura es de 30 días y el precio diario es de 0,117146 €/kW, por lo que paga de término fijo 20,21€.

  • Energía consumida en mercado libre, es un término con un precio fijo, pero que depende del consumo realizado. Siguiendo con el mismo ejemplo, si este suministro ha consumido 151 kWh en luz, y el precio por kWh consumido es de 0,122347 €, paga en el término de energía 18,47€

Otros conceptos para tener en cuenta en su factura:

  • Servicios. Las compañías eléctricas y de gas le ofrecen una serie de servicios adicionales de mantenimientos, garantías, revisiones…. Vestel Ingenieros podemos explicarle en qué consiste cada uno de ellos y recomendarle el que mejor se adapte a sus necesidades.
  • Alquiler de equipo de medida. El contador de luz o gas normalmente es propiedad de la empresa distribuidora. Aunque es cada vez más habitual que el contador sea propiedad del cliente, eliminando este importe de la factura.

Vestel Ingenieros podemos instalarle un contador en propiedad, al que tendrá acceso web y con el que podrá revisar el consumo que está realizando en todo momento.

ás del 60% de los hogares en España tienen contratada más potencia de la que realmente necesitan.

Estime cuál es la potencia óptima para su vivienda con este sencillo simulador

Calculador de potencia

El mercado regulado (Precio Voluntario del Pequeño Consumidor, PVPC) es aquel que varía cada hora y cada día y viene determinado por la combinación de la oferta de quien produce la energía (generadores) y la demanda (comercializadoras), quien la compra para venderla a los consumidores finales.

El precio final es el mismo para todos los consumidores, pero no es fijo. Por lo tanto, un consumidor habitual no sabrá a qué precio está pagando la energía hasta que llega la factura o no se informe a través de la web del “omie”.

El mercado libre es aquel en el que las comercializadoras ofrecen precios y condiciones diferentes al consumidor final. Esta competencia entre las empresas comercializadoras supone una ventaja para el consumidor final, que recibirá una oferta muy ajustada.

El precio de la energía es fijo, por lo tanto, el consumidor tendrá más controlada su facturación a final de mes.

En el mercado existen diferentes tipos de tarifa de baja tensión a la que se pueden acoger todos los consumidores.

Tarifas 2.0. Tarifa habitual para los hogares, si su potencia contratada es menor de 10 kW.

Tarifas 2.1. En el caso de que su potencia contratada esté entre 10 y 15 kW, para hogares con cierta cantidad de aparatos eléctricos o pequeños negocios.

Tarifas 3.0. Conocida también como “3 períodos”, es la recomendada para aquellos suministros con una potencia mayor de 15 kW en al menos uno de los períodos. Apropiada para negocios, desde pequeñas empresas hasta grandes industrias.

Siempre a tu disposición